Saltar al contenido

Deva

La tribu Deva llama al extremo este del continente como su hogar, una región pintoresca con un clima fresco. Este ambiente frío es propicio para aprender las Artes Mantra (magia) y para preservar el lenguaje de los dioses.

Una gran mayoría de las tribus de Deva tienen una gran habilidad para descifrar los antiguos versos de los dioses. Mantienen esta tradición arcaica registrándolas en pizarras especiales. También inscriben estas escrituras en sus cuerpos, que los Deva exhiben con orgullo como un exquisito arte corporal.

Sus extraordinarios poderes mágicos y su gran resistencia a los ataques de Mantra son sus puntos fuertes, pero son susceptibles a los ataques físicos.

Hechicero, hábil practicante de las artes Mantra. Déjate hechizar por los Devas.

Guía de Deva Mago Tantra online 2018

Guía de habilidades skills

Abikara

Samabat

Distribución de espíritus chakras

Abikara

Samabat

Historia de Deva

set grapa deva mago abikara avikara samabat tantra

CAPÍTULO 1 (DEVA) Primera historia

En la parte oriental del Tantra, había una tribu situada en una región de vastos campos y bendecida con clima templado. Cuando el ejército de Mara amenazaba con invadir Tantra, la tribu fue testigo del nacimiento de un milagro. Lo llamaron Príncipe Deva y todos sabían que estaba destinado a cosas más grandes.

Tristemente, la madre de Deva murió después de dar a luz a él. Pasaron unos años y la nueva reina dio a luz a otro príncipe. La infancia de Deva fue relativamente normal y tranquila. Su madrastra no era muy aficionada a Deva y ella hizo todos los esfuerzos para desacreditarlo ante el rey. Su hermanastro también fue muy duro con Deva, pero era inmune a su maltrato.

El príncipe, dotado de poderes especiales de Mantra, era completamente ajeno a la conspiración contra su ascenso al trono. Su mirada siempre estaba fija en tierras desconocidas y lejanas, como si estuviera soñando despierto. Fue atrapado en su propio mundo místico e imaginario donde los dioses retozaban y gobernaban.

En el momento en que aprendió a hablar, el príncipe se despertó con una horrible pesadilla. Su fuerte grito despertó a las niñeras y criados e inmediatamente trataron de calmarlo.

Él estaba gritando:

“Las Maras, maras …”

Tal vez la pesadilla era un presentimiento de lo que vendría. El ataque y el saqueo de Mara se hacen más frecuentes en el lado este del Tantra. Con la ayuda divina del mantra, la tribu pudo repeler las repetidas incursiones de Mara. La paz y la prosperidad pronto reverberaron en todas las tierras. Era evidente desde el principio que Deva fue bendecida con un mantra muy poderoso. Él fue capaz de aplastar a los Maras por su soledad, una hazaña que ni siquiera los mayores pudieron lograr. Deva fue aclamado como el salvador de la tribu, el niño que por sí solo frustró el mal. Sin embargo, este desarrollo no le sentó bien a su madrastra y medio hermano.

Deva tenía la eterna gratitud de su tribu, pero esto no calmó su anhelo por su madre. Sus esfuerzos por llegar a su madrastra fueron en vano. Estaba experimentando una soledad profundamente arraigada, una angustia que estaba más allá de las palabras.

La voz desde arriba a menudo lo llamaba:

“Debes dejar a Deva”.

“Tu destino está en otra parte”.

“Un destino diferente te espera”.

“Deberías ser uno con aquellos que tienen el mismo destino”

Otra voz también gritaría:

“Eres el príncipe y un portador de grandes poderes”.

“¿Por qué vivirías como un humilde asceta?”

“Aprende a amar y aferrarte a lo que tienes ahora”.

Las dos voces estaban destrozando a Deva. Lo condujo al borde de la locura, sin saber a cuál prestar atención.

CAPÍTULO 2 (DEVA) Segunda historia

Pronto, Deva cumplió 17. Un año antes de su entronización, los Maras hicieron una incursión audaz en la parte más interna del reino. Todos fueron completamente sorprendidos, ya que esta era la primera vez que los Maras penetraban tan profundamente en su territorio. Era como si hubiera un traidor que ayudó a los Maras en su ataque.

Deva fue el objetivo principal del ataque. Él fue capaz de ahuyentar a los Maras, pero resultó gravemente herido en el cuerpo a cuerpo que siguió. Durante los días siguientes, se quedó inconsciente mientras la tribu esperaba ansiosamente su recuperación. Todo el mundo estaba en estado de shock, con la excepción de su nefasta madrastra y medio hermano.

Con gran asombro de todos, Deva se despertó después de un mes en estado de coma. Sus ojos reflejaban el brillo ardiente de alguien con inmenso poder de mantra. Cuando se levantó, se dirigió directamente al rey y habló:

“Es hora de que me vaya”

El rey estaba completamente desconcertado.

“¿Salir? ¿Adónde te diriges? ¿Y por qué ahora? “Preguntó el rey.

“Los dioses hacen señas y debo ir a donde está mi destino”, respondió.

“¿Por qué estás dejando tu tierra y tu pueblo Deva?” El rey estaba perplejo por los planes de Deva.

La súplica del rey fue en vano. Deva ya había tomado una decisión.

“Esta tribu no es la única tierra que tengo la tarea de proteger”, dijo Deva.

“Entonces, ¿dónde piensas ir?”, Preguntó el rey.

Sin decir una palabra, señaló el cielo y las vastas extensiones de tierra que lo rodeaban. El rey entendió de inmediato. También era consciente del rumor de que la reina y su hijo eran los autores intelectuales del reciente ataque de los Maras. Querían que mataran a Deva en la melee consiguiente. Afortunadamente, su esquema insidioso salió mal.

El día que Deva partió para su misión, el rey hizo una última pregunta:

“Hijo mío, ¿qué es lo que buscas en tu viaje?”

Deva susurró su respuesta:

“Encontrar la verdad más elevada y conocer a la gente que me ha estado llamando”

Así comenzó la larga y ardua odisea de Deva. Viajó por todas partes, cruzando el continente por su soledad.

Desde el momento en que dejó el reino, fue constantemente atacado por los Maras. Además de sus problemas se encontraban las misteriosas voces que lo atormentaban a lo largo de su viaje. Las Maras eran una molestia menor en comparación con las voces en conflicto dentro.

“¡Deva! Debes resistir a los de Mara. Usa tus poderes místicos para proteger el Mantra “.

“No, Deva. Puedes tener poderes más allá de tus sueños más salvajes. Sé el amo de las Maras. ¡Tienes la capacidad de ser su señor, el Gran Deva!

Su viaje fue una batalla interminable de búsqueda de almas. Estaba en la encrucijada de su vida, una época de gran agitación personal que moldearía su destino. Llegó a las tierras altas de Mandara más atormentado y confundido que antes.

¿Te gustaron los poderes del Deva? Revisa las otras clases